Tratamiento láser para zonas específicas

El tratamiento láser es un procedimiento que trata la decoloración, manchas cafés y rojas, enrojecimiento, cicatrices de cirugía, algunas formas de acné, estrías e incluso eliminación de tatuajes. Aunque no es 100% efectivo, es la opción más beneficiosa. Funciona mediante el calentamiento de la hemoglobina por debajo de los capilares de la piel, lo que se traduce en el desprendimiento de las capas superiores de la piel para que sean remplazadas por piel nueva y sana. Cuanto más clara sea la piel, más efectivo será este tratamiento y cuanto más sensible, menos eficaz resultará. Este procedimiento requiere varias visitas y óptimamente debe complementarse con otros tratamientos normales para la piel.

Se recomienda que un profesional de la medicina lleve a cabo este procedimiento médico. Antes de eliminar manchas rojas o cafés, éstas deben ser evaluadas primero por un dermatólogo para asegurarse de que no se necesita una biopsia. Es importante dejar de tomar retinoides orales durante un mínimo de seis meses antes del procedimiento para reducir el riesgo de cicatrices.