Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es un tratamiento energético utilizado en medicina durante más de setenta y cinco años; y más recientemente también en estética. Esta técnica estética calienta el tejido y estimula la producción de colágeno subdérmico, reduciendo la apariencia de líneas finas y arrugas. Es un método no quirúrgico ideal para tratar los signos tempranos de la piel flácida y es perfecto para aquellos con flacidez de los tejidos faciales de leve a moderada, así como en otras áreas problemáticas del cuerpo. Es eficaz con todos los colores de piel. Se utiliza más comúnmente para tratar la frente, la zona debajo de los ojos, las mejillas, el tercio medio de la cara, la línea del contorno mandibular y el cuello.

Los posibles efectos secundarios incluyen dolor, que requiere sedación durante el tratamiento, aunque esto no es común. Se debe tener mucho cuidado al realizar este procedimiento, para evitar un resultado con textura desigual en la piel al final del tratamiento. El tiempo de inactividad es mínimo, y la mayoría observa una pronta mejoría.