Lifting o estiramiento facial

La cirugía de lifting facial se realiza para levantar y reafirmar los tejidos faciales caídos, eliminar arrugas y restaurar la apariencia juvenil. Se elimina el exceso de piel flácida, se tensan los tejidos y músculos subyacentes y se alisan los pliegues profundos. Puede corregir papadas, doble mentón, flacidez de la sección media del rostro y líneas de marioneta.

Se utiliza anestesia durante la cirugía. Después del procedimiento, los pacientes pueden volver a la actividad normal transcurridas dos semanas, aunque solo pueden realizar ejercicio extremo pasadas cuatro semanas. Los hematomas y la inflamación son comunes inmediatamente después de un lifting facial.

Un lifting facial puede reconfigurar de manera eficiente el cuello y la mandíbula, el efecto puede durar diez años o más y hace que un paciente parezca entre diez y quince años más joven.