Depilación láser

La depilación láser es un procedimiento que elimina el vello de la cara, brazos, piernas, axilas, espalda y línea del bikini. Se centra en el folículo piloso e inhibe el crecimiento del pelo en el futuro. Aunque normalmente son necesarias varias sesiones, no garantiza la eliminación permanente del vello. Este procedimiento es el más eficaz para aquellas personas con piel clara y vello oscuro dado que el rayo láser apunta directamente al pigmento del vello (melanina); con los avances de la tecnología; sin embargo, se ha convertido en una opción para aquellas personas con piel más oscura. Su eficacia no es la óptima para vello gris, blanco, rubio o pelirrojo, ya que este vello más claro no puede ser detectado correctamente por el láser.

Los profesionales que pueden realizar este procedimiento médico varían de una región a otra o de un país a otro; son principalmente médicos acreditados, asistentes de médicos, enfermeras, técnicos o licenciados en láser cosmético. Los efectos secundarios más comunes son la irritación de la piel, cambios en el pigmento, y cambios en la textura de la piel, como ampollas, cicatrices o costras.