Abdominoplastia

La abdominoplastia, el término técnico para la cirugía estética de abdomen, se utiliza para eliminar el exceso de piel y grasa, y para restaurar la pared abdominal debilitada o separada y los músculos del estómago, además de para crear una apariencia más suave y firme. No se trata de una alternativa a la pérdida de peso, dieta y ejercicio, y la fluctuación extrema de peso después de la cirugía provocaría volver al estado original del estómago. Hay dos opciones para esta cirugía, abdominoplastia completa y abdominoplastia parcial o mini abdominoplastia; esto dependerá de los resultados deseados por el paciente.

Esta cirugía, que lleva de una a cinco horas, se realiza en el hospital con anestesia general y puede requerir el ingreso de una noche. Los riesgos a tener en cuenta incluyen coágulos sanguíneos, infecciones y complicaciones si tiene problemas circulatorios, diabetes o enfermedad cardíaca, pulmonar o hepática. Cabe esperar que aparezcan cicatrices, aunque el médico recomendará algunas cremas y pomadas. Un paciente puede tardar meses en volver a sentirse normal.