Rinoplastia

Esta cirugía plástica en la nariz, uno de los procedimientos cosméticos más populares, se puede utilizar para lograr la apariencia estética deseada, o para resolver problemas estructurales y reparar fracturas nasales. Este procedimiento normalmente se hace de forma ambulatoria, con anestesia general.

El cirujano coloca una férulas plásticas muy finas en las cavidades nasales después de la cirugía, que se retiran cinco o seis días después; quitarlas provoca un ligero malestar, pero dura sólo unos pocos segundos. Algunos pacientes experimentan un dolor de leve a moderado directamente después de la cirugía, en raras ocasiones, algunos pacientes pueden experimentar un dolor intenso, que se trata con medicamentos narcóticos. También se puede producir inflamación.